Padres primerizos

Diario de mi primer hijo: parte 3 Dios vuelve

By 7 febrero, 2016 No Comments

2 de octubre: La mamá se da un espacio para conocerse, enamorarse y amarse.

Mi angelito hermoso, hoy me voy a un espacio el cual la vida y Dios me mandó en un momento perfecto. Un espacio donde mis pensamientos y deseos será lo único que escucharé permitiéndome un espacio en donde solo yo sea la protagonista. Me voy a el retiro de Emaus en dónde mi mayor meta es volver a mirar el corazón desnudo de Camila Mejía Vanegas y encontrar sus deseos, sus pasiones, sus motivaciones, su proyectos a mediano y largo plazo, sus gustos definir claramente todo lo que me identifica y claramente tener un espacio de meditación para conectar contigo, hemos aguantado mucho para darle la noticia a papá, pero esa espera tendrá el mayor fruto cuando veas la grabación que le voy a hacer porque ese momento en que su vida se parte en dos no lo olvidará jamás. Desde ya todo se planea para tu bienvenida, y aunque debo ser paciente junto con tu padre hermoso planearemos actividades para que desde tu formación seas tranquilo, estimules tus sentidos y pues reconocernos y sentirte protegido. Me despido mi ángel de vida para nuestro retiro de puro amor.

Emaus

5 de octubre: Y puedo decir que por convicción y fe mi vida se parte en dos: Volví a nacer

No sé ni por dónde empezar a contarte la felicidad que embriaga mi vida entera. Te sentí, te manifestaste antes de nacer y no puedo explicarlos a humanos porque es un sentimiento intrínseco que jamás tendrá explicación ante la ciencia ni los ojos mortales. Me regale y te regale el retiro católico llamado el camino de Emaus, un encuentro desde mi espíritu con Dios. Toda mi vida había buscado respuestas, en la carta astral, en la lectura de los ángeles, en un curso llamado fractales, iba a retiros desde el colegio, me hacía ojos la obra del Opus Dei, pues era estudiante de la sabana y en ese momento la mejor de mi carrera, en una ocasión un sacerdote de la casa de Inaya me dijo que era una oveja negra que Dios llamaba a su rebaño. Yo cogía y soltaba su mano sin embargo él no me descuidaba. Luego más búsquedas y me fui a Londres, los descuidé profundamente y viví en carne propia su ausencia y pruebas para probar mi fe. Finalmente, Jesucristo me mandó a su madre a través de mi mami para sacarme de unas tinieblas profundas y mostrarme una luz.

Una nueva búsqueda apareció, Lvc y fue una herramienta justa en un momento en donde necesitaba un verdadero sacudón sin embargo no terminaba de llenarme, actitudes y situaciones me mostraban que ahí tampoco estaba las respuestas, hasta que mandado por ese único amor que capaz de esperar en calma por 29 años, aquel amor que sin rencor ni odio me tendió la mano cuando dije estoy lista, aquel amor sin presión, ni celo de verme ir a otras manos, aquel amor que con dulzura me recibió, me consintió y sin reprocharme me mostró el camino que tanto había buscado. Un don que Dios me dio es la gratitud, y con Lvc estoy agradecida porque conocí a tu papá, porque me ayudo en un proceso difícil, sin embargo hoy es un ciclo el cual he decido cerrar por elección y bajo mis criterios y opiniones. Así que mi enamorado paciente y constante me brindó todo para que decidiera emprender el camino de Emaus. Iba en camino el viernes 2 de octubre a las 5 de la tarde, demorados por el trancón, tu padre me llevaba y me decía que se sentía muy mal, que tenía rebote, agrieras, pobrecito y yo por dentro reía sabiendo que era por ti en mi barriga. Díganme como negar la existencia de Dios cuando en mi vientre veo un frijol y comprender que de ahí se formará todo un ser.

Por favor como negarlo cuando el padre siente todo lo que implica un embarazo o cuando me habla por medio de intercesores respondiendo a las preguntas que tanto le hacía. Su existencia no se necesita probar más que con mirar los milagros de cada día. El amanecer, el ocaso, los pájaros, el frio, el calor, todo nos revela su presencia diaria. Hijo o hija mía, este fin de semana me mostró la dirección de vida, saciarme en Dios, creer en su voluntad y dejar en sus manos lo humanamente imposible, reconociendo mí independencia profunda por ese padre amoroso e incondicional.

Fueron tantos los milagros ocurridos que en una confesión a tu tía Elizabeth, contándole de tu existencia, decidí ofrecerte como acción de gracias por todas las enseñanzas que me había dado en mis cortos 29 años de edad. Entendí el para qué y comprendí que los humanos no podemos seguir creyéndonos valerosos, omnipresentes, inmortales y capaces de todo cuando hay cosas inmanejables para los humanos de carne y hueso en donde debemos aprender a confiar y dejarlo en las manos del todo poderoso. ¿Por qué ahora los matrimonios se acaban, y se volvieron desechables? ¿Por qué a la primera tiramos la toalla? ¿Por qué perdonar es sinónimos de debilidad? Porque hace mucho sacamos a Dios de nuestro centro y le cedimos nuestros poder y confianza a otras cosas, es más a otros humanos. Dios es muy claro y su palabra es la manifestación perfecta de una vida feliz. Por eso mi ángel de amor y luego de recibir el agua bendita y la bendición del padre, pero sobre todo en el acto más puro y noble recibiste en mi vientre el cuerpo y la sangre de nuestro señor Jesucristo. Tú serás su hijo y yo te cuidaré, te amaré y haré mi mejor trabajo para que el día que él lo decida le sirvas como instrumento, en tu comunidad, con tu familia, que tu actuar sea amor y reflejo de una vida feliz. Prometo alimentarte cada semana con la mejor vitamina: Dios hecho carne.

Te regalo la canción que me permitió conectarme nuevamente desde el corazón y comprender que toda esta recuperación se debió a que soy la niña de sus ojos.

 

La gran noticia. 

Hoy a las 10 pm le daré la buena nueva a tu papá. Una sorpresa mágica y fríamente pensada por más de dos semanas para hacerlo feliz porque es tan bueno y noble que simplemente lo merece.

Angelito, con tu papá hemos decidido seguir el camino, debemos ser fuertes y muy perseverantes, entre más se avance es claro que la cosa se va a poner más difícil, sin embargo, pegados siempre de tu padre celestial lo sobrepondremos a él por encima de todo y todos.

Bebé nuestro. Tus abuelos son los más felices y tu abuela Patty una consentidora total. Me regaló un muñeco para ti, para tu papá y para mí la cosa más bella y hermosa que se ríe y tapa los ojos. Cuando lo tengas al frente sé que te hará reír mucho. Te amo hij@ y eres el regalo más preciado. Mañana le daremos la noticia a tu papá como él se lo merece.

Regalo para mis lectores:

Hice una lista de YouTube con las canciones de Emaús (Emaús 2015 cupertina). La comparto para que cuando sientan un vacío en el pecho se carguen para días no tan fáciles. Gracias por tomar tiempo en esta historia.