Historias

Noche de Ángeles

By 26 septiembre, 2019 No Comments

Aquel martes, 6 de noviembre de 2018, no iba a ser como cualquier otro. Luego de tener una experiencia gratificante en la Semana de la Salud, en la Federación de Cafeteros en representación de la Fundación Fruto Bendito; llegaría la hora de arreglar todo para una noche inolvidable. El reloj marcó las 3 de la tarde, y junto a Camila Cooper, fundadora de Fruto Bendito y Sebastián, practicante de audiovisual; tomamos rumbo hacia el lugar del evento.

Pero, ¿de qué evento hablo? Se trataba de la celebración del segundo aniversario de la Fundación. El evento que se había promocionado por más de un mes en las redes sociales de la Fundación y todo por un bello propósito: recolectar fondos para la entrega de 500 cunas, que sería el 7 de Diciembre de ese año en Soacha. Ese evento que tomó como nombre: Noche de Ángeles. 

Esta celebración fue una fiesta por todo lo alto, pues contamos con la participación de personajes de la farándula colombiana y cantantes de talla nacional e internacional; entre ellos: Carolina Cruz y Catalina Gómez (como presentadoras), Gusi, Banda RePlay, entre otros artistas. Pero, bueno sigamos con la historia… recapitulemos: íbamos en camino hacía el Salto del Ángel, lugar del evento. Al llegar, me embargaron varias emociones: ansiedad, nervios, felicidad, etc. En mi mente decía: “¿Será que si logramos llenar todo el Salto del Ángel?”. Y sé que Camila estaba igual, se le notaba, porque andaba de un lado a otro y su cara expresaba una mezcla de emociones como las mías.

Poco a poco fueron llegando las personas que harían de esa noche algo hermoso: Érika Bonilla, una de las médicas que apoya a la Fundación y la mamá de un ángel hermoso que nos acompaña siempre desde el cielo, llamado Marco; Patricia, la mamá de Camila; Julieta Villegas, otra médica y así sucesivamente todo el equipo de la Fundación. Empezamos con la preparación de todo: Sebastián acomodaba las luces y el espacio en donde se tomarían las fotos de los invitados; Camila, Érika y Patricia arreglaban todo lo de las boletas para el evento; y yo, Tatiana Devia, tenía la tarea de arreglar los diplomas que entregaríamos en el transcurso del evento a los ángeles que siempre han dado su granito de arena a la Fundación.

Cada vez se oscurecía más el día y eso solo significaba una cosa, la hora del evento se acercaba y más nervios sentíamos  todos los del equipo. Ya todo estaba listo, cada una de las mesas de bienvenida, los postres de degustación de Mias Cartagena y el escenario para todas las sorpresas preparadas.

A las 7 en punto llegaron los primeros invitados y de ahí en adelante fueron entrando todos. El recorrido de entrada era: tomarse la foto con el fondo de la Fundación, inscribirse en la lista de boletas, recibir un detalle muy especial de la Fundación (una manilla diseñada por Mercedes Salazar), degustar un postre y seguir al salón para ubicarse en la mesa que querían. Solo habían pasado 20 minutos y yo sentía que había pasado una hora o más, supongo que por la ansiedad.

Luego de ver más y más gente entrando, mi preocupación cambió: ya no era no poder llenar el Salto del Ángel, sino llenarlo tanto que las personas ya no tenían dónde sentarse. Pues, al transcurso de una hora ya habían invitados sentados en las escaleras del salón y gente compartiendo mesas con otras personas. Pero, bueno el reloj marcaba las 8:00 pm y el evento debía iniciar.

Carolina Cruz y Catalina Gómez, con las camisas distintivas de la Fundación #Igualesconamor, iniciaron el evento (aquí entre nos, yo me moría de la felicidad al verlas leyendo un guión hecho por mí). Primero, le agradecieron a todos los asistentes, contaron un poco de la labor de la Fundación y le dieron paso a la primera sorpresa de la noche: una banda de gemelos estadounidenses con nacionalidad colombiana, llamada The Bell Brothers. Sus canciones fueron perfectas para armonizar a la gente y abrir el evento.

Tras la presentación de la banda, Carolina y Catalina dieron el primer reconocimiento de la noche a la Familia Estrada Vanegas: los papás de Camila que desde los inicios de la Fundación le apostaron todo al sueño de su hija. También, reconocieron a Pilar Vanegas: una de las donantes más constantes que ha tenido Fruto Bendito y a Olga Lucía Escobar: en representación del primer amor de la Fundación, la Universidad de La Sabana por haber sido la primera incubadora que les dio la oportunidad de ser mejores. Al terminar con estos reconocimientos tan emotivos, le dieron la entrada al segundo show: el stand up comedy de Paulo Hernández.

Siendo sincera fue poco lo que pude escuchar del stand up comedy, pues seguía recibiendo más y más invitados. Pero era muy gratificante escuchar las risas de las personas que estaban dentro del salón, saber que si la estaban pasando bien y que hasta el momento todo se estaba saliendo perfecto. Más reconocimientos se dieron, entre ellos a: Luz Marina Salamanca (en representación de la primera donación de la Fundación, en Soacha), Jaidy Martínez (contadora y revisora fiscal de la Fundación), Alejandra Mejía (nuestra costurera), a las Doctoras Érika Bonilla y Julieta Villegas, Carolina Soto por darnos visibilidad en redes y a Carolina Cruz por todo su apoyo.

Lo más emotivo de la noche, fue el discurso improvisado pero lleno de amor de Camila Cooper. “Ver a todas estas personas me llena de muchísima emoción, saber que los sueños se pueden cumplir y que día a día cumplimos con nuestro objetivo de ayudar a la gente. Sin más preámbulo démosle la bienvenida a Gusi”, dijo Camila al finalizar su discurso. Así inició el show de Gusi, aunque estuviera un poco agripado, cantó con todo el cariño y la gente le hacía coro, entre esas personas: yo.

Después de la presentación de Gusi, venía el show de la banda RePlay. Esta banda no es como cualquiera, siempre le hace un homenaje a la música de plancha y no solo cantan, también actúan, y así cautivaron la atención de todos los invitados. Todos cantamos y bailamos con todo el corazón sus canciones. Y, como era un aniversario, no podía faltar la torta. Por eso la banda RePlay cantó el Happy Birthday y todas las personas del equipo subimos al escenario con la torta, que sería repartida a cada uno de los invitados del evento.

Cerramos con dos shows buenísimos: Jlo de ‘Yo me llamo’ y un stand up comedy de un venezolano llamado Daniel Iorio. Esto es lo que pasó en esa noche inolvidable, para mí y para muchos, no puedo expresar realmente todas las sensaciones y emociones que viví. Pero, sin duda alguna, ¡la Noche de Ángeles fue todo un éxito!

Por: Tatiana Devia

FrutoBendito

Author FrutoBendito

More posts by FrutoBendito

Leave a Reply