Historias

Estudio de caso: Cunas con amor

By 3 octubre, 2019 No Comments

El 26 de septiembre del 2019, logramos ser  estudio de caso del MBA de Inalde Business School, para adentrarnos en esta experiencia llegamos a las instalaciones de esta escuela de negocios y nos escondimos detrás de un espejo que nos permitía observar a aquellos empresarios con grandes trayectorias en emprendimientos, empresas, fundaciones y corporaciones. La adrenalina de este ejercicio no es cualquier nimiedad, escuchar los comentarios de personas con tanta experiencia que quieren expresar sobre Fruto Bendito es indescriptible.

Foto: Cortesía Inalde

Este primer paso de la actividad sin duda fue único, pues detrás del cristal los pudimos escuchar y aprender de nuevas oportunidades para potenciar el sueño de la fundación. Pero ahí no acaba, ya era la hora de hacer nuestra entrada triunfal al recinto, es así como  Camila Cooper la directora entró, se escucharon aplausos de estas personas que minutos antes nos intimidaban. Sin nada más que agregar, Camila entregó el pitch que ha venido haciendo durante tres años. Un pitch cargado de amor y compromiso social, pero con la certeza de que debe reinventarse con lo que ya habíamos escuchado instantes previos.

Estos altos ejecutivos estudiaron y visualizaron nuestro modelo de negocio donde determinaron que somos un emprendimiento escalable. Resaltaron nuestro propósito y la necesidad fundamental que este cubre, como lo es proteger la vida desde el nacimiento y la crianza positiva, entre otras. Aunque los nervios seguían, dentro de esta clase de Emprendimiento Social fueron surgiendo personas que querían creer en este sueño que además de comentar y observar deseaban que este propósito siguiera.

Foto: Cortesía Inalde

Poco a poco se demostró el afecto, la afinidad y otros sentimientos que causaron, lágrimas, risa y respeto. Los tableros se llenaron de tiza, los empresarios aprendieron un poco sobre Fruto Bendito y la directora se llevó nuevos retos. Todos empezaron a preguntarse qué clase de aporte podían brindarle a la fundación y la respuesta fue muy variada todos querían dar algo distinto. Así poco a poco fue terminando la jornada. Y el pánico desapareció ya solo quedaba la emoción.

Foto: Cortesía Inalde

Por la retroalimentación que nos regalaron estos grandes expertos Fruto Bendito inicia  un nuevo ciclo de aprendizaje y alianzas para volver este sueño más grande y educar sobre el amor. Ahora con todo esto se establecerá y se buscaran nuevas alianzas, para crear nuestra -anhelada y pedida- junta directiva y los productos que pueden marcar un precedente en los indicadores de Fruto Bendito. Poder acompañar a las familias en un proceso más largo y apoyarlos, publicar un libro entre otras cosas, son objetivos que los empresarios vieron como fortalezas en esta sesión.

Por todo lo anterior, el Inalde nos considera un caso de éxito que debe ser compartido y nosotros pudimos aprender de esta experiencia novedosa que no debemos ser celosos con lo que hemos construido sino por el contrario esta clase de eventos nos permite crecer y obtener consejos que nos edifican aún más, en conclusión sentimos que ganamos todos.

¿Cómo llegamos aquí?

A principios del año 2017, iniciamos nuestro proceso de incubación en la Universidad de La Sabana con el CEIS. Charles Muller-Sánchez fue nuestro profesor de Modelo de Negocios en este proceso  y cuando le presentamos nuestro proyecto de Cunas Con Amor, él nos contó de María Piedad López Vergara una profesora del Inalde que había vivido en Finlandia y recibió en su estadía una de las cunas de cartón tradicionales que el gobierno le entregaba a toda mamá gestante, y en su caso una mamá extranjera recibió el mismo beneficio.

Foto: Cortesía Inalde

Con esa noticia nos dimos a la tarea de contactarla; agendamos una cita, la entrevistamos, aprobó nuestras cunas y creamos un lazo que nos fue permitiendo obtener resultados extraordinarios. La primera acción que realizamos fue entregar cunas con la Misión Sabana, organizada por el inalde para celebrarle la navidad de ese 2017 a familias rurales en estado de vulnerabilidad. En 2018, con los profesores Muller-Sánchez y López Vergara tuvimos nuestra primera reunión para escribir el caso de Fruto Bendito, pues a su juicio era una historia que contar.

Foto: Cortesía Inalde

Foto: Cortesía Inalde

Por el tiempo de todos, no lograbamos darle continuidad a ese proyecto, sin embargo los ángeles que nunca nos faltan aparecen para mostrarnos los caminos idóneos. Es así como en enero del 2019, nos contacta Diana Rojas jefe de departamento de Innovación y Emprendimiento de la Universidad de La Sabana y nos cuenta que Carolina Velázquez estudiante del MBA del Inalde está interesada en escribir nuestro caso como proyecto de grado. En febrero de 2019 nos pusimos a trabajar con Carolina, una mujer perseverante, meticulosa, excelente y muy disciplinada, cualidades que le permitieron tener su sustentación final el lunes 27 de mayo del 2019. Y más puertas se abrieron. Así nos invitaron a ser jurado de los proyectos de emprendimiento social del MBA del programa NAVES. Y como la magia no deja de suceder el 20 de junio del 2019, el profesor Charles envió nuestro caso a la North American Case Research Association, para presentarlo en su reunión anual y darle visibilidad a nuestro trabajo en universidades alrededor del mundo.

Con esta sucesión de milagros inesperados, el 3 de septiembre de 2019 nos contactó la profesora María Piedad López para que la acompañaramos en la continuidad del MBA con la presentación de nuestro caso en el aula y así llegamos al 26 de septiembre del 2019, inicio de esta crónica.