Sobre el

proyecto:

Nos inspiramos en una tradición finlandesa. Colombia en la actualidad cuenta con un panorama similar al de Finlandia hace 80 años cuando empezó la iniciativa: gran brecha de desigualdad, Colombia atraviesa por un pos acuerdo, Finlandia atravesaba por la segunda guerra mundial, casi al final de la lista de índice de Guini. Situación que nos abría las puertas para desarrollar un programa de alto impacto en nuestro país.

Camila Cooper se encontraba en su licencia de maternidad y una semana antes de terminarse su tiempo con su hijo tomó la decisión de querer estar a su lado en su primeros años de vida. Fue un camino muy difícil pero lleno de amor y tenía claro que quería por medio de sus actos ayudar en el bienestar de otros. Empezó todo un camino de investigación del mercado, conocer el tema del cartón y su proceso amigable con el medio ambiente hasta que encontró los aliados idóneos para llevar ese sueño a la realidad. En diciembre de 2016 llegó la primera producción de cunas con amor y en alianzas con fundaciones e instituciones elaboraron una metodología Bendita para acompañar y educar a las mamás que serían beneficiarias de esta linda iniciativa.

La Fundación Fruto Bendito entrega sus cunas con un colchón y una manta protectora lista para recibir a cada angelito para que reciba el amor con que se elabora y entrega cada cuna.

Somos la familia Fruto Bendito:

Camila y Óscar encontraron la manera de enseñarle a su hijo Gabriel las bondades del servicio con amor. Querían recorrer su país Colombia transformando por medio del acompañamiento y la educación desde la primera infancia y sus familias.

Somos transparentes

Descarga nuestros informes de gestión.