Conoce lo que se siente ayudar a los demás | Fundación Fruto Bendito

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

¿Alguna vez has sentido la satisfacción y/o la alegría de ayudar a otros seres humanos? Bueno, pues hay infinidad de formas de ayudar a los demás. Una de esas mil formas es la donación, que puede ser destinada para diversos fines.

Ayudar de corazón.

En la Fundación Fruto Bendito, nuestros donantes recurrentes definen ese sentimiento como el más “puro y reconfortante”. Con cada aporte que hacen, están asegurando el bienestar de un infante y de una madre que lo requiere. Una de nuestras donantes recurrentes, Patricia Vanegas, dice: “es la mejor causa a la que pude haber aportado”. Para ella es una labor de compromiso constante el querer proteger a la primera infancia, así sea con una sola cuna para promover el sueño seguro.

La familia como el centro de Fruto Bendito

Algo que definen todos los donantes recurrentes actuales de la fundación, es que esta labor los inspira. Pilar Vanegas, comenta que este hermoso proyecto solo le ha causado inspiración para querer aportar algo a la sociedad. Con mucha felicidad asegura: “lo que más me gusta de esta fundación es que tanto Camila, como Oscar y Gabriel, la hicieron con mucho amor, mucho mucho amor”. 

También impacta que los donantes recurrentes tienen el mismo pensamiento de que esta fundación crece cada día más. Con el entusiasmo y lo emprendedora que es Camila Cooper, Fruto Bendito y Cunas con amor cada día fluye y se extiende naturalmente. “La historia de la fundación recae en la familia Bejarano Cooper. Quienes han viajado por todo el país buscando todas las maneras de ayudar y aportar a la sociedad. Ellos me inspiraron y sentí que esto es lo yo debía hacer” comenta Carlos Ruiz, otro importante donante recurrente.

Con la mente puesta en ayudar

Es increíble pensar que con un embarazo naciera esta fabulosa idea, que ha impactado a muchas familias en Colombia. Un proyecto que no solo entrega cunas, sino que se adapta a todos los cambios que sufre el país. “Me encanta que innoven. Cuando llegó la pandemia, la fundación no se enfocó en entregar cunas sino mercados, que era lo que necesitaban las familias más afectadas por la llegada del covid-19”, cuenta July Gaitán, fascinada. Ella es una de las más importantes donantes de la fundación. Gracias a sus aportes mensuales, como también los de los demás donantes, es que esta gran labor ha logrado extenderse por Colombia.

¿Y tú? ¿Qué esperas para ser parte de este gran proyecto? Está en tus manos lograr un cambio en nuestra sociedad. Esto, aportando tu granito de arena a esta causa y así sentir esa felicidad, emoción y satisfacción. Las mismas que sienten nuestros donantes recurrentes al permitir que familias en estado de vulnerabilidad puedan recibir amor, por medio de las cunas y los distintos programas que ofrece la Fundación Fruto Bendito.

TU APORTE AYUDARÁ AL EMPLEO DE MADRES JÓVENES

historias relacionadas