RECONOCIMIENTO A NUESTRA FUNDADORA, EMPRENDEDORA Y AGENTE DE CAMBIO

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nuestro programa de intervención, cunas con amor, ha sido partícipe de un nuevo artículo internacional realizado en Alemania. Este se enfoca en las mujeres emprendedoras como agentes de cambio. Camila Cooper, fundadora de la Fundación Fruto Bendito, es muestra de ello y el artículo, Mujeres emprendedoras como agentes de cambio: Un análisis comparativo de las procesos de emprendimiento en mercados emergentes, lo recalca.

Camila Cooper, fundadora de Fruto Bendito.

Un emprendimiento destacado

Se consideraron tres criterios para ser parte del artículo. El primero de ellos tenía en cuenta el abordaje del impacto social y el alivio a la pobreza. Asimismo, el reconocimiento en diferentes premios y concursos de emprendimiento por su mitigación a la pobreza. Cabe destacar que Fruto Bendito fue seleccionado para una tutoría internacional por parte de la Universidad Externado por su esfuerzo y dedicación en su trabajo.

El segundo aspecto a considerar era el del emprendimiento como una empresa social, el cual lo es. El último aspecto tenía presente la creación del emprendimiento por parte de una mujer local.

Etapas de un proceso emprendedor

Los hallazgos se basaron en cuatro etapas de un proceso emprendedor. El primero de ellos es la motivación y oportunidad de identificación. Camila Cooper, nuestra directora, identificó una problemática y, en cuanto se convirtió en madre, su motivación estuvo presente para la recolección de ideas y el comienzo de un hermoso sueño. Asimismo, el apoyo a su familia fue un factor determinante.

La segunda radica en la explotación de las oportunidades. Fruto Bendito ha sido una organización sin ánimo de lucro, autosostenible hasta el momento. Así pues, ha encontrado diferentes recursos para financiarse. Camila Cooper ha tenido a su disposición diferentes canales, los cuales usa para realizar las ventas. Los canales online han sido determinantes para la comercialización de las cunas.

La tercera etapa se fundamenta en recursos y asociaciones. Este factor es importante, ya que “a medida que las empresas entran en esta etapa, se vuelven más formalizadas, implican una organización interna más estructurada con una visión clara y objetivos estratégicos”. Por último, se encuentra el factor de éxito y rendimiento. “Los campamentos de sensibilización juegan un papel importante en el éxito y el creciente impacto de estas empresas”. Fruto Bendito ha demostrado que genera impacto en nuestro país. Además de buscar un cambio en el mismo a través de la igualdad.

Camila Cooper ha encontrado la motivación en diferentes etapas de su vida. Estas la han impulsado a trabajar en pro de la comunidad. La problemática fue diáfana desde el comienzo. Su impulso por lograrlo determinó el preámbulo de la fundación. Sus conexiones han sido invaluables y su equipo de trabajo se esfuerza inigualablemente por la organización. Camila ha logrado con éxito impactar su fundación.

Empoderamiento

Fruto Bendito busca el empoderamiento de otras mujeres por medio de los productos ofrecidos. Estos, no solo son físicos (la cuna y sus elementos), sino que también se brinda herramientas educativas para las madres.  “Junto con las cunas, la empresa organiza talleres educativos para madres primerizas con el objetivo de empoderarlas”. La educación es esencial para fomentar la igualdad en el país. A través de esta, se erradica la ignorancia y se fomentan diferentes conocimientos esenciales para quienes serán madres.

Asimismo, la fundación se ha enfocado en abordar las altas tasas de mortalidad infantil en diferentes comunidades de Colombia. Se brindan diferentes herramientas a sus cuidadores para el cuidado de sus hijos. Los beneficios que ofrece la fundación se basan en dos puntos importantes. El primero hace referencia a la cuna, económica, liviana, ecológica y certificada. Además, la cuna se entrega con elementos útiles para el bebé. El segundo punto se centra en el empoderamiento a las nuevas madres a través de conocimiento enfocado al infante. 

Reconocimiento internacional

Después de este valioso artículo, nos contactó Friederike Storch, estudiante de la Universidad  de Erlangen-Nuremberg en Alemania para ser parte de su tesis. El trabajo de  Friederike es sobre “El poder de las mujeres para empoderar”.

Al contactarse con Camila Cooper, le realizó una entrevista sobre su trabajo en la fundación y lo que ha realizado a lo largo de estos años. El emprendimiento de Camila fue significativo para Friederike, para investigar sobre su trabajo y plantearlo como parte de su tesis. Nuestras cunas han alcanzado reconocimiento a nivel mundial. Nos enorgullecemos de nuestro trabajo y seguiremos trabajando para ser iguales con amor. 

TU APORTE AYUDARÁ AL EMPLEO DE MADRES JÓVENES

historias relacionadas